“La ruta más larga” supone para Teklak un reto colaborativo y divulgativo: varios agentes a coordinar, distintas localizaciones en las que pensar, diversidad de canales en los que difundir, y una temática tan interesante como delicada, tan cercana como ajena.

 

Comunicación, Documentación Audiovisual y Desarrollo de Audiencias son las teklas que hemos activado en este proyecto impulsado por Iratxe Jaio y Klaas van Gorkum, artistas que colaboran desde 2001 y que, tal y como explican en Parallel Ports, trabajan el vídeo, las acciones, el soporte publicado y la instalación. Su objetivo es explorar nuestra capacidad de obrar, tanto a nivel individual como colectivo, en el marco de climas sociales y políticos concretos.

 

Les conocíamos desde hacía tiempo, pero no habíamos trabajado en equipo aún. Y decimos “en equipo”, que no solo “juntos”, porque así es como, desde Teklak, hemos sentido la construcción de este proceso.

Iratxe y Klaas lideran este proyecto junto al arqueólogo Alfredo González Ruibal, miembro del Incipit-CSIC. Sin embargo, son más los agentes implicados: NEARCH - Nuevos escenarios para una arqueología en comunidad, academia Van Eyck (Maastricht, Holanda) y el Ayuntamiento de Madrid, a través de su Oficina de Derechos Humanos y Memoria.

 

En lo que a la difusión mediática respecta, nos enfrentamos a varios retos. Por una parte, generar interés en torno a un proyecto artístico-pero-no, arqueológico-pero-tampoco, ¿sección de cultura o de sociedad?, ¿en local o nacional?, ¿hay foto de los restos? “Sí, pero no quisiéramos utilizarlos”.

Por otra parte, el que sea un proyecto que ocurre en una ruta con parada en distintos lugares, supone pensar en tiempos, espacios e intereses posibles a activar en cada uno de esos contextos: ¿les interesa en Santiago qué ocurrirá en Abánades?, ¿cómo contamos en Madrid el antes y el después?

Y ante estos desafíos, llegamos rápidamente a una conclusión: la única manera de trabajar es aprovechando la red que sustenta el proyecto, lo cual nos pone en la necesidad de decidir contenidos comunes, ser flexibles con posibles puntos de atención diversos, coordinar, así como supervisar, quién, cómo y cuándo activará las acciones acordadas.

Primero de una serie de GIFs creados para la divulgación del proyecto en RRSS

Pero la difusión en redes sociales no se prevé mucho más sencilla, más teniendo en cuenta que no existe, a priori, un material visual lo suficientemente atractivo como para apoyar las acciones en él. Se trata, además, de una temática sensible con la que debemos ser muy respetuosos, lejos de frivolidades y sensacionalismos.

Así que, también en estrecha colaboración con el resto del equipo y muy especialmente con apoyo de Ios artistas, decidimos generar contenidos ad hoc que nos sirvan para difundir el proyecto de una manera sencilla y directa en canales como facebook y twitter, que son las redes más utilizadas por todos los agentes colaboradores.

Asimismo se diseña un cronograma de publicaciones, unos conceptos clave y una propuesta para que las publicaciones estén enfocadas en generar interacciones con otros perfiles interesados en la materia.

Al mismo tiempo, se realizan también publicaciones en blogs especializados que permiten dar cuenta del proyecto en comunidades muy concretas.

Pero si algo tenemos claro desde el inicio de la colaboración con “La ruta más larga” es que hemos de aprovechar la especificidad del proyecto así que, paralelamente a los procesos anteriormente citados y en estrecha colaboración con Iratxe y Klaas, realizamos una identificación (y posterior contacto caso por caso) con colectivos y personas vinculadas a la memoria histórica, la arqueología y el arte, muy especialmente con aquellos con presencia en Madrid, con el objetivo de reforzar la comunicación en torno al hito público del proyecto.

 

Precisamente es en este momento en el que activamos la tekla del registro audiovisual: a petición de Iratxe y Klaas, Teklak documenta el debate que tiene lugar en el Centro Cultural Conde Duque de Madrid, un material que los artistas utilizarán para continuar desarrollando el proyecto en el futuro (ojalá no muy lejano).

El proyecto

 

“La ruta más larga” comienza el 13 de octubre, viernes, en Santiago de Compostela, en el Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC. Desde allí sale una furgoneta cargada con los restos de 13 soldados de la Guerra Civil, algunos del ejército republicano, otros del sublevado. Su destino final es Abánades, un pueblo de Guadalajara de apenas 60 habitantes, lugar en el que fueron hallados en 2012 y 2013 durante una excavación arqueológica dirigida por Alfredo González Ruibal, miembro del Incipit-CSIC. A Abánades vuelven para ser enterrados, pero… no todavía.

Y es que los restos exhumados no han sido ni identificados ni reclamados y dado que el protocolo de la Ley es muy ambiguo para estos casos, la decisión sobre qué hacer con ellos, una vez acabada la investigación científica, queda en manos del arqueólogo responsable de su hallazgo. Pero, ¿se deberían distinguir las tumbas individualmente?, ¿qué epitafio debería de acompañar a los restos no identificados?, ¿qué tipo de ceremonia tiene sentido hoy en día? Lo que Iratxe y Klaas proponen, precisamente, es una reflexión al respecto, una investigación en torno a la falta de una narrativa colectiva común sobre la guerra y la dictadura, un vacío que se materializa en problemas concretos que, una vez compartidos, son potencialmente desencadenantes de un debate público necesario sobre el lugar que ocupa esta parte de la historia en la sociedad actual.

Varias imágenes relativas al viaje de los restos desde Santiago a Abánades, 

Otros proyectos

Ander Elorza

634551620

aelorza@teklak.org

Irene Basilio Intxausti 

653723325

iintxausti@teklak.org

Semillero de Empresas del Casco Medieval

C/Las Escuelas 10, Oficina 1

01001 Vitoria-Gasteiz, Álava

Diseño e ilustraciones Habemus Estudio

BaiEuskarari_Zerbitzua.png